Amortiguadores ¿Qué te falta por aprender de ellos?

reparar suspension del coche barata

Unos de los componentes de nuestro vehículo, los cuales, en muchas ocasiones dejamos olvidados en el mantenimiento, son los amortiguadores. Reparatucoche.com te da la información necesaria para que sepas todo sobre ellos.

La vida de los amortiguadores es bastante larga, pueden durar muchísimos kilómetros. Dan testimonio de ello continuamente cuando absorben los impactos de baches, badenes y otro tipo de irregularidades.

Debes supervisar los amortiguadores periódicamente. Como cualquier elemento del vehículo, con el paso del tiempo sufren desgaste y perdida de efectividad. De su buen estado depende nuestra seguridad y la comodidad de nuestro coche.

Los amortiguadores, junto a los neumáticos y los frenos, constituyen el conocido triángulo de seguridad.

¿Sabes cuáles son sus principales funciones?

La función de los amortiguadores es intentar que los neumáticos vayan pegados a la carretera. Con ello se consigue una mejor tracción, mayor estabilidad y agarre seguro durante las maniobras.

Unos amortiguadores en perfecto estado dotaran a tu vehículo de una frenada más eficiente ante cualquier situación y superficie. Además de reducir la distancia de frenado, conseguirás que el vehículo se mantenga estable durante la misma.

Son fundamentales a la hora de mantener el centro de gravedad de tu coche. Durante una frenada brusca, una curva cerrada… contrarrestando la inercia para mantenerlo estable.

Imagina que circulas con tu coche y te ves obligado a frenar bruscamente. La inercia desplazara las masas hacia la parte delantera, haciendo que este se incline. Si los amortiguadores están en condiciones lo harán a la vez, manteniendo la estabilidad del vehículo y evitando posibles derivas.

¿Quieres saber cómo comprobar la amortiguación de tu coche?

Ya estás pensando ¡otra vez al taller…! Pero tranquilo, con estos sencillos pasos podrás hacerte una idea de su estado.

  • Colócate sobre el amortiguador que quieres comprobar y realiza presión sobre él. Aprovecha el peso de tu cuerpo para conseguir la mayor opresión posible.
  • Cuando lo tengas lo más abajo posible deja de realizar presión y observa su comportamiento.

Un amortiguador en óptimas condiciones volverá a su posición original sin ningún tipo de rebote. En caso contrario comprobarás pequeños rebotes hasta recuperar su lugar de origen. Repite esta operación sobre cada uno de ellos.

¿Tus amortiguadores han empezado a dar síntomas de flaqueza? ¿Necesitas que un taller te realice una comprobación más exhaustiva? Solicita presupuesto y ahorra hasta un 70% en su sustitución.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?FINANCIACIÓN A TU MEDIDA
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *