Guía práctica para ahorrar gasolina

¿Seguro que te lo has preguntado en infinidad de ocasiones? ¿Qué puedo hacer para ahorrar gasolina? Han sido varios los artículos que hemos dedicado en Reparatucoche.com a la cuestión del repostaje. Sin embargo, esta vez nos dejamos de palabras para mancharnos las manos de grasa y conseguir un ahorro todavía mayor.

Cualquier consejo para ahorrar gasolina siempre es bienvenido pero, en ocasiones, no depende sólo de nuestra forma de conducir. El buen estado de algunos elementos de nuestro coche hará que ese ahorro se convierta en una realidad.

El desgaste, la suciedad o piezas en mal estado, pueden ocasionar un consumo de combustible excesivo.

Partimos de que has leído el artículoFormas de ahorrar combustible al volante y sigues cada una de nuestras recomendaciones. Ahora te explicamos qué cinco piezas debes revisar o cambiar para tu ahorro de gasolina sea todavía mayor.

¿Dispuesto a ahorrar gasolina? ¡Pues vamos allá!

Empezamos por el Caudalímetro, también conocido como Medidor de masa. Es el encargado de medir la cantidad de aire que entra al sistema de admisión de nuestro coche. Esta información es enviada al ordenador del motor, encargado de ajustar el volumen de combustible a inyectar. Si este medidor falla, la información enviada es incorrecta, haciendo que quizá el volumen de combustible enviado sea mayor al necesario. Recomendable reemplazarlo cada 100.000km.

El segundo componente en cuestión es la Sonda Lambda o Sensor de Oxígeno. Su misión es medir la cantidad de oxígeno presente en los gases expulsados por el tubo de escape. Este valor es representativo del nivel de riqueza de la mezcla. El número de sondas lambda en un motor puede variar, llegando a utilizar hasta cuatro. Al igual que el caudalímetro se recomienda cambiarla cada 100.000km.

La Bujía es nuestro tercer elemento. La chispa que genera es la encargada de provocar la ignición de la mezcla de aire y combustible. Unas bujías en mal estado producen una combustión deficiente, siendo causa de un mayor gasto de combustible.

Continuamos hablando del Filtro de aire. Como su propio nombre indica, es el encargado de impedir que las impurezas en el aire lleguen al motor. Filtros en mal estado merman la calidad del combustible, un problema más significativo en vehículos de 10 años o más.

Terminamos hablando de las ruedas, no menos importantes en lo que a ahorro de gasolina se refiere. Ruedas en mal estado o con una presión baja y/o inadecuada, aumentan el rozamiento con el asfalto y con ello el gasto de combustible. Además de revisar la presión, ten en cuenta que existen neumáticos de baja resistencia a la rodadura que ayudan aún más a reducir el consumo.

Un buen mantenimiento de estos elementos, unido a una conducción eficiente nos ayudará a conseguir ese ahorro de gasolina tan deseado. Además estaremos contribuyendo al medio ambiente reduciendo las emisiones de CO2 a la atmosfera.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *