Frenos de disco

frenos de disco suspensión

Existen diferentes tipos de frenos en función de la manera de efectuar el desplazamiento de la parte móvil. Uno de ellos son los frenos de discos.

¿Qué son los frenos de disco?

Los frenos de disco son los mayoritariamente utilizados en los turismos al ser su frenado más energético o continuado. Y, por tanto, el tiempo y la distancia de frenado es menor.

Entre las ventajas que caracterizan a este sistema se encuentra que no aparece el efecto fading presente en los frenos de tambor. Cuando por un frenado muy energético o continuado, el tambor se dilata provocando que las zapatas no entren en contacto con la superficie de adherencia, quedando al vehículo sin frenos.

Por contra, en este tipo de frenos no se produce calentamiento crítico.  Además, tampoco se produce la dilatación al mejorar la evacuación de calor.

Constitución de los frenos de disco

Este freno se encuentra formado por un disco que forma parte del buje de la rueda o va unido a el mismo, girando junto con la rueda y dando lugar al elemento móvil de frenado.

Sobre el disco se monta una mordaza que va sujeta a la mangueta o al puente. En el interior de la mordaza se encuentran los cilindros a través de los cuales se desplazan los pistones. Unido a los pistones aparecen las pastillas de freno.

En el interior de la mordaza (2) se hallan los conductos. Estos permiten comunicar el líquido de freno a los cilindros, acoplando en (A) el latiguillo de freno y en (B) el purgador. El líquido a presión traslada los pistones (4) hacia el interior, utilizando las pastillas de freno (5) sobre el disco (1) para detener el giro del disco.

constitución de los frenos

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?FINANCIACIÓN A TU MEDIDA
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad