Celdas de combustible

motor hidrógeno de combustión interna

Los motores de hidrógeno se dividen en dos en el motor de hidrógeno basado en celdas de combustible, y el motor de combustión interna.

Las celdas de combustible son un dispositivo electroquímico que realiza una función parecida a la de una batería. Concretamente, proveen electricidad. La diferencia principal con la combustión interna es que para la generación de electricidad se utiliza una mezcla de hidrógeno y oxígeno.

Una de las ventajas de las celdas es que no se recargan ni se agotan como las baterías. Por tanto, estas celdas generarán energía eléctrica y calor con tan solo disponer de hidrógeno.

Las celdas de combustible se dividen según la temperatura de trabajo a la que funcionen. Y, también, según se empleé como medio conductor de la carga iónica dentro de la celda, sólido o acuoso.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?FINANCIACIÓN A TU MEDIDA
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad