Colector de admisión y escape

Colector de admisión y de escape

EL colector de admisión y escape son elementos no móviles del motor de combustión interna del vehículo. Por lo que, pertenecen al grupo de elementos estáticos necesarios para que el motor funcione.

¿Qué son el colector de admisión y escape?

El colector de admisión y escape son dos piezas de gran importancia, ya que son los conductos que posibilitan la entrada de gases frescos al cilindro y la salida de gases quemados. Los colectores se encuentran situados lateralmente en la culata.

Colector de admisión

Destaca por su perfecto diseño en cuanto a distribución y diámetro interior. Este diseño permite que el aire pase rápidamente de la válvula de admisión a la cámara de combustión sin que se produzcan pérdidas. Para ello, los tubos deben ser cortos y equidistantes del carburador. Si nos encontramos ante sistemas de inyección mono punto, la superficie interior de los tubos debe ser lisa con el fin de evitar posibles retenciones de la mezcla durante la admisión.

Suelen estar fabricados de aluminio o de materiales plásticos rígidos y resistentes, ya que no sufre dilataciones al no tener que sufrir las elevadas temperaturas del motor. Este material reduce el peso del componente.

Se utilizan sistemas de calentamiento localizados en los colectores por debajo de la mariposa de gases para ayudar que se lleve a cabo el arranque en frío. Estos sistemas utilizan el calor del agua de refrigeración o una resistencia eléctrica de calentamiento.

En sistemas de inyección multipunto se puede lograr una mejor optimización de los colectores. Debido a que cada cilindro dispone de un inyector junto a la válvula de admisión es posible dar una longitud a los tubos de admisión lo más adaptada posible a las características del motor (cilindrada, nª r.p.m.). Este tipo de motor posibilita la utilización de sistemas de admisión variable con el objetivo de variar la longitud de los tubos o de tubos divididos que se utilizan parcialmente o en su totalidad haciendo uso de mariposas de paso.

En motores diésel, los colectores que se utilizan son los mismos que los utilizados en los sistemas de inyección multipunto. La finalidad que se busca con estos colectores es alcancen una elevada turbulencia en el interior del cilindro.

Colector de escape

Entramado de tubos que reciben y expulsan los gases que resultan de la combustión. El material con el que se fabrica el colector de escape es el hierro fundido con estructuras perlíticas debido a que se encuentra expuesto a altas temperaturas y presiones. Su diseño evita cualquier contrapresión en el interior del cilindro, facilitando la salida rápida de los gases.

Lo colectores pueden ubicarse uno a cada lado de la culata, arrastrando los gases quemados con motivo del flujo de entrada de los gases frescos, o en el mismo lado de la culata, transmitiendo los gases de escape al colector de transmisión. Este dispositivo posibilita la perfecta carburación de la mezcla en motores Otto, impidiendo que los gases se condensen en el colector de admisión en tiempo frío.

Podemos encontrar diversos tipos de colectores en función del motor. Así, en motor de altas prestaciones se utiliza el sistema de tubos múltiples.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?FINANCIACIÓN A TU MEDIDA
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad