Airbag

airbag del vehículo

El airbag forma parte del sistema de seguridad pasiva. Y, como todos los elementos de este sistema, minimiza el impacto en un accidente, reduciendo los daños y las posibles consecuencias del mismo.

¿Qué es el airbag?

El airbag es una bolsa de aire que se infla automáticamente tras la colisión del vehículo. Su finalidad es limitar la gravedad del contacto de los ocupantes con su interior. Este elemento es capaz de absorber la energía cinética del cuerpo en el momento de la colisión en tan solo milésimas de segundo.

Además, es un elemento que se caracteriza por evitar las lesiones cervicales. A su vez, minimiza el riesgo de heridas causadas por los cristales de los que se encuentra provisto el vehículo.

Tipos de airbag

Existen diferentes tipos de bolsas de aire. Los más comunes que se pueden encontrar son frontales, laterales y de techo o de cortinilla. Así:

  • Frontales: no son visibles al ojo humano. Se localizan frente al conductor y, también, en el salpicadero, delante del copiloto. La función principal de este tipo de airbag es proteger el tórax y la cabeza. Reducen los daños en caso de choque frontal.
  • Laterales: pueden encontrarse en el lateral de los asientos o, también escondidos en las puertas. Este tipo de bolsa de aire protege el tórax de los posibles golpes laterales que se produzcan.
  • De techo o de cortinilla: se localizan en los laterales del techo del habitáculo. Actúan protegiendo la cabeza de lo ocupantes del vehículo en caso de vuelco.

Recomendaciones para un uso adecuado del airbag

Este elemento que actúa como complemento al cinturón de seguridad puede ocasionar graves problemas si no se utilizada correctamente. Por esta razón, resulta especialmente importante:

  1. Que se encuentre a una distancia adecuada. La distancia óptima es a unos veinticinco centímetros con el fin de que el impacto contra la cara no sea brusco. Este elemento nunca puede situarse a menos de diez centímetros.
  2. Quitar los bornes de la batería en caso de fallo del mecanismo del que está provisto. Especialmente en caso de rescate de los ocupantes cuando este en vez de activarse durante el impacto se activó luego.
  3. No colocar sillas infantiles en aquellos asientos que estén protegidos por airbags activos. Pues, en caso de explosión de la bolsa de aire, el niño podría sufrir graves lesiones.
Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad